Logo Mancomunidad Segovia Centro
Buscar : Inicio Inicio   Mapa del web Mapa del web   Contacto Contacto
Mancomunidad


Nuestros Pueblos


Turismo


Hemeroteca


Turismo - Naturaleza
NATURALEZA EN LA MANCOMUNIDAD SEGOVIA CENTRO

El entorno natural de la Mancomunidad Segovia Centro puede ser calificado como una auténtica “Tierra de Contrastes”, en la que se pueden observar paisajes tan diferentes como los correspondientes a zonas escarpadas de macizos pizarrosos, arenales y tierra de pinares, las riberas del Eresma, del Pirón o del arroyo Malucas, hasta alcanzar el más castizo de los paisajes castellanos.

Iniciamos nuestro recorrido por la naturaleza en la localidad de Cantimpalos, cuyo monte constituye un espacio natural en el que se encuentran representadas algunas especies arbóreas autóctonas como las encinas o las sabinas y plantas aromáticas como el tomillo, el romero o el cantueso. Por otra parte, fue antaño lugar de cantería de donde se obtuvo la piedra para la construcción de edificios emblemáticos de la localidad como la iglesia de La Inmaculada o la ermita del Humilladero. Son de destacar lugares tan variopintos como la “Alameda del arroyo Papeles” a las afueras del pueblo, en el camino de Encinillas, y la “Alameda del Prado”, donde podemos visitar “La Laguna” y encontrar especies salvajes de patos, garzas, y por supuesto ranas y renacuajos que forman parte del hábitat natural, siendo zona de paso de especies emigrantes desde tiempos inmemoriales. También, la zona de “Las Jalbergueras” donde antiguamente se obtenía el jalbergue, producto natural utilizado en la realización de cerámica y en la construcción de edificios para el encalado de las paredes.

La mezcla y el contraste de nuestros paisajes comienza en la localidad de Mozoncillo, con zonas de cultivo de cereal que se adentran en zonas de vega para dar paso a las huertas y los cultivos de regadío que sirven de enlace con los pinares de pino resinero. Es de destacar el Monte de Utilidad Pública de Mozoncillo donde encontramos un espacio natural incomparable, ya no solo por los pinares resineros y piñoneros característicos de la zona que se mezclan con alamedas y encinares, sino por las incomparables vistas panorámicas que ofrece la llamada “Cuesta de los Santos”, en cuya ubicación se encontraron en el siglo XIX antiguas sepulturas que han dado lugar a numerosas investigaciones arqueológicas.

Continuando viaje llegamos al pueblo de Aldea Real, en cuya entrada podemos disfrutar del llamado “Camino de Europa”, zona de paseo que alberga árboles de diferentes especies. También merecen destacar las zonas de pinares del paraje denominado “La Ceguilla”, a 3 Km en dirección Aguilafuente, y los pinares que unen la localidad con los municipios de Mozoncillo y Pinarnegrillo.

Dirigiéndonos al norte, ya en el municipio de Navalmanzano, desde el otero de la ermita del Santo Cristo de Santa Juliana se puede contemplar una panorámica del pueblo y apreciar la distribución de los campos castellanos en los que los pinares ceden terreno al núcleo urbano y las tierras de cultivo, entre las que se diferencian zonas de secano y de regadío. En las riberas del arroyo Malucas se encuentras dos parajes de interés en los que podremos disfrutar de la sombra de los pinos: “El Soto”, a unos 2 Km. en dirección a Fuentepelayo, con área recreativa de juegos infantiles y mesas, y “Prado Bajo”, muy cerca del Camino de Mudrian.

En el centro de la Mancomunidad se sitúa la localidad de Carbonero el Mayor, sobre el altozano que domina los valles de los ríos Eresma y Pirón, y en su entorno se mezclan el bosque de ribera, extensos pinares de explotación resinera y zonas de monte bajo y cereal. En ellos descubriremos diferentes especies de pájaros (carboneros, herrerillos, gorriones, etc.), aves rapaces (alcotanes, cernícalos, milanos, etc.) y pequeños mamíferos (zorros, liebres, comadrejas). El tramo final de la ribera del Eresma a su paso por Carbonero está declarada como Lugar de Interés Comunitario. Existen rutas marcadas para diferentes excursiones, de escasa dificultad y distinta duración, que nos permiten disfrutar de este entorno a pie, sobre bicicleta de montaña o a lomos de un caballo.

Finalizamos nuestro recorrido en Bernardos, pueblo rodeado de montes y pinares que ofrecen la posibilidad de visitar lugares como el Cerro del Castillo, desde el que se domina visualmente gran parte de la provincia de Segovia, desde el Sistema Central al Sur que se extiende hacia la Sierra de Ayllón y el enlace con el Sistema Ibérico, dando paso a la provincia de Guadalajara. Hacia el Oeste se divisa la totalidad de la Tierra de Pinares, diferenciándose el asentamiento castreño del que hemos hablado anteriormente. Esta zona está considerada como Bien de Interés Cultural desde el año 2005. Por otra parte, en contraste con las creaciones de la naturaleza, nos encontramos con las impresionantes canteras de pizarra a cielo abierto, que convierten al municipio en uno de los productores de pizarra más importantes a nivel nacional. La cercanía al Cerro de San Isidro (a unos 2 Km., en la localidad de Domingo García), permite acercarse a contemplar uno de los conjuntos de grabados rupestres más importes del arte paleolítco al aire libre de la Península Ibérica.



Programas de actuación


Agenda
Marzo 2017
LMXJVSD
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031


Empresas y asociaciones


Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación Junta de Castilla y León Diputación Provincial de Segovia Boletín Oficial del Estado